Qué ver en Llanes en 1 día

Te proponemos un recorrido turístico por los 10 puntos de interés más importantes de la villa de Llanes

Casco antiguo de Llanes

La villa de Llanes cuenta con un rico patrimonio monumental que abarca desde los siglos XIII al XX. Todo el legado de sus ocho siglos de historia está declarado como Conjunto Histórico-Artístico, por eso Llanes se ha convertido en el escenario perfecto para viajar en el tiempo y sus murallas, plazas, palacios han sido protagonistas de muchas escenas de películas de cine que se han grabado en este entorno.

A comienzos del siglo XIII el Fuero de Alfonso IX sitúa a la antigua Puebla de Aguilar (actual Villa de Llanes), bajo la protección del reino y la convierte en avanzadilla del entonces Reino de León, en ese período de la historia es cuando se construyen las Murallas, el Torreón, las cuatro puertas de acceso a la villa y la actual Basílica de Llanes.

Desde el S. XIII y hasta el S. XVIII, la vida económica de Llanes se centró en el comercio y la pesca, siendo el puerto más importante del norte de España, sobre todo gracias a la pesca de la ballena.

Palacio Gastañaga en Plaza de Cimadevilla Palacio Gastañaga en Plaza de Cimadevilla, Llanes

Paseo de San Pedro

Uno de los puntos neurálgicos de la villa de Llanes: el Paseo de San Pedro. Un paseo de césped construido en el 1847 y de un kilómetro de distancia que nos permite disfrutar de magníficas vistas sobre el mar Cantábrico, la villa de Llanes y toda la Sierra del Cuera. Un espectacular mirador que tiene varios accesos, pero el más cercano al casco antiguo es por la playa del Sablón y se accede a través de unas escaleras de piedra, hay una calle paralela al Paseo de San Pedro desde donde también se puede acceder con carros de niños o para personas que tengan movilidad reducida.

Desde el Paseo de San Pedro, podemos observar con detalle toda la muralla medieval, el torreón y las iglesias más importantes de la villa marinera. También tenemos una buena perspectiva de Los Cubos de la Memoria, obra del artista Agustín Ibarrola.

Desde el paseo se divisa la atalaya, desde donde en el medievo los vigilantes trataban de avisar a los marineros con señales de humo de la presencia de ballenas, de esta forma dejaban sus faenas y se dirigían en grupo a la caza del cetáceo, cabe recordar que la caza de la ballena era uno de los motores económicos de la villa entre el S.XIII y S. XVIII.

Zona recreativa del Paseo de San Pedro Zona recreativa del Paseo de San Pedro

Playa de Sablón

Una pequeña playa urbana de unos 100 metros de arenal situada entre el Paseo de San Pedro y el casco antiguo de Llanes. Playa de forma semicircular, de aguas tranquilas y cristalinas, apta para un baño seguro. La playa de Sablón cuenta con numerosos servicios: de vigilancia en temporada de verano, aparcamiento, duchas, vestuarios, aseos, puesto de socorro y rampa que permite el acceso a carritos de niños y personas de movilidad reducida.

Playa urbana de la villa de Llanes: playa de Sablón Playa urbana de la villa de Llanes: playa de Sablón

Torreón y muralla medieval

En su origen la muralla medieval contaba con 840 metros, adoptando una forma cuadrangular y cuatro puertas principales. La muralla llegaba hasta la Plaza de Santa Ana donde se encontraba la puerta de San Nicolás y la cual fue derribada en el 1870 para la ampliación de la villa.

El Torreón fue construido en el S. XIII junto a la muralla medieval y la Basílica de Santa María del Conceyu bajo el reinado de Alfonso IX, el Torreón fue concebido como torreón de defensa, más tarde como cárcel y hasta hace unos años albergaba la Oficina de Turismo de Llanes. El Torreón está declarado Monumento Nacional desde 1876.

vistas a la muralla medieval desde el Paseo de San Pedro Vistas a la muralla medieval desde el Paseo de San Pedro

Basílica de Santa María del Conceyu

En la Plaza de Cristo Rey y hacia el centro de la muralla medieval encontramos la Basílica de Santa María del Conceyu, una iglesia gótica de las pocas que se conservan en Asturias y levantada sobre otra anterior de la que se conservan restos como las ventanas geminadas de la fachada oeste, cuenta con tres naves con bóvedas de crucería que se apoyan sobre arquerías y tracerías ojivales, sostenidas por robustas columnas adosadas a los muros. El altar mayor fue construido en Italia. El retablo mayor data del silo XVI, y es la mejor muestra de escultura y pintura del primer Renacimiento. La iglesia fue construida por los vecinos y parroquianos y es patrimonio de la villa, no del clero. El 25 de abril de 1973 fue nombrada basílica menor de Santa María de la Asunción de Llanes.

Basílica de Santa María del Conceyu Basílica de Santa María del Conceyu
Basílica de Santa María del Conceyu Basílica de Santa María del Conceyu

Puerto deportivo y pesquero de Llanes

Desde el 2012 Llanes cuenta con puerto deportivo, situado hacia el interior de la ría, en confluencia con la desembocadura del río Carrocéu, manteniéndose el puerto pesquero en el dique de entrada, donde también se encuentra la embarcación de Salvamento Marítimo, la Salvamar Sant Carles, que juega un papel fundamental en atender las emergencias en el mar.

El Puerto de Llanes es un pequeño puerto pesquero tradicional, que actualmente la principal actividad es la pesca de bajura o artesanal, sobre las 16:30 h. comienzan a regresar a puerto pequeñas embarcaciones con la pesca del día. Puedes asistir a la subasta del pescado que se realiza en la lonja, junto al restaurante El Balamu Taberna Marinera.

Embarcación de Salvamento Marítimo: Salvamar Sant Carles - Puerto pesquero de Llanes Embarcación de Salvamento Marítimo: Salvamar Sant Carles - Puerto pesquero de Llanes
Puerto deportivo - Llanes Puerto deportivo - Llanes

Los Cubos de la Memoria

En el año 2001, el pintor y escultor Agustín Ibarrola Goicoechea dejó su huella en Llanes, con una de sus más importantes obras de carácter abstracto “Los cubos de la memoria”, donde quiso plasmar la memoria del territorio, del arte y del artista. Estos cubos de hormigón de considerable tamaño se instalaron en el dique del puerto de Llanes para reducir el oleaje y facilitar el acceso de los barcos pesqueros.

La memoria del territorio se recorre por la parte figurativa a través de un viaje histórico ordenado en el tiempo pasando por episodios como el Neolítico, la Edad Media y el Camino de Santiago, la tradición marinera y la caza de la ballena, la emigración a América y los indianos, la naturaleza y el medio rural.

La memoria del arte vincula el pasado y el presente artístico. Inspirándose en símbolos de las primeras manifestaciones del arte parietal y de los distintos episodios históricos a los que alude, Ibarrola muestra que el arte abstracto no es exclusivo de nuestros tiempos.

La memoria del artista refleja la larga trayectoria artística de Ibarrola en la que se mezclan sus señas de identidad como los juegos visuales, la experimentación de formas y colores o el vínculo con el espacio.

Ibarrola diseña unas líneas negras gruesas que denomina estructurales, que cortan las aristas con la finalidad de romper la forma original del cubo y crear dos planos nuevos a sendos lados, impregnados con colores intensos que atraigan nuestra vista hacia este nuevo paisaje. Por otro lado, con el movimiento al andar, la perspectiva va variando hasta conseguir que las líneas estructurales encajen en los nuevos planos creados.

Los elementos externos como las mareas, la luz y el paso del tiempo, son para el artista una parte más que interviene en la obra dotándola de vida propia y que hace que se perciba de forma diferente en cada momento.

Los Cubos de la Memoria Los Cubos de la Memoria

Capilla de la Virgen de Guía

Una hermosa capilla del siglo XVI, reformada en diferentes ocasiones y situada en lo alto de una pequeña colina, en un lugar espectacular desde donde tenemos unas vistas privilegiadas de la villa de Llanes, del Mar Cantábrico y de la sierra del Cuera.

El 15 de octubre de 2016 la imagen de la Virgen de Guía fue Coronada Canónicamente por el Arzobispo de Oviedo, siendo la cuarta imagen coronada en el Principado de Asturias.

Según nos cuenta la leyenda popular, todo comenzó cuando una embarcación de pescadores que se encontraba faenando se vieron sorprendidos por un fuerte temporal, con fuertes rachas de viento. La estabilidad del barco se complicaba y se hacía difícil, los marineros se encomiendan a la Virgen para que les dé protección. Una vez pedida la protección divisaron un objeto que flotaba en el mar y decidieron atarlo a la embarcación, y acto seguido se les apareció una paloma que les condujo a tierra firme. En tierra firme abrieron la caja y descubriendo la imagen de la Virgen.

La imagen fue depositada en la capilla de San Antón, pero la imagen apareció en otro lugar, los marineros volvieron a llevarla a la capilla de San Antón, pero vuelve a desaparecer volviendo al mismo sitio, ocurriendo lo mismo en tres ocasiones, el mismo lugar por el que la paloma había desaparecido tras llevar a los marineros a tierra. Tras este suceso, se toma como voluntad de la Virgen el que se erija su ermita en este lugar, conocido desde entonces como campo de La Guía. Y por eso cada 8 de septiembre se celebra la Virgen de Guía, fiesta declarada de interés turístico, donde los devotos visten los típicos trajes de aldeana y porruano, luciendo la flor del nardo. El programa festivo incluye los bailes tradicionales y la famosa procesión nocturna de mantillas.

capilla de la Virgen de Guía Capilla de la Virgen de Guía

Paseo de San Antón y senda de Toró

Nos dirigimos al Paseo de San Antón desde la antigua lonja de pescado. En el paseo nos encontramos a La Muyerina, una escultura de bronce que posa con un pote y representa a la figura de la mujer en el mundo de la mar. Encarnada en madres y esposas, mira al horizonte esperando que vuelvan sus familiares, siempre con la incertidumbre que implican las salidas a la mar. La mujer jugaba un papel clave en la economía marinera, tanto en lo familiar como también en lo laboral, donde adquirió protagonismo especial en la manufactura de las conserveras desde finales del S. XIX y también en oficios artesanales y de mantenimiento de utensilios, destacando las rederas.

Continuando por el paseo de San Antón llegamos hasta el faro de Llanes, inaugurado en 1860 en la punta de San Antón, en un primer momento sólo proyectaba una simple luz para facilitar la entrada al puerto. En 1946 tras el incendio se reconstruyó conservando la torre original, pero modernizando la linterna con una luz intermitente de 500 W y un alcance de 15 millas. Junto al faro se encuentra el tendedero de redes en homenaje a todas aquellas personas que se dedicaban a secar toda la estructura de redes que utilizaban para faenar, actualmente es un estupendo mirador de la entrada del puerto, los Cubos de la Memoria y de la sierra del Cuera.

A pocos metros del faro, llegamos a la playa de Puertu Chicu, considerada una playa urbana, de muy pequeñas dimensiones que en pleamar queda totalmente cubierta.

El paseo de San Antón se une a la senda de Toró, un atractivo paseo que bordea la famosa playa de Toró, por su peculiar morfología de sus rocas rodeado por un cuidado entorno natural, al finalizar la senda se llega a un pequeño mirador desde donde podemos disfrutar de majestuosos acantilados.

La Muyerina en el Paseo de San Antón La Muyerina en el Paseo de San Antón
Vistas a la playa de Toró y Sierra del Cuera Vistas a la playa de Toró y Sierra del Cuera

Playa de Toró

Es la playa más grande de la villa de Llanes, con unos 250 metros de playa en bajamar, su conjunto de rocas puntiagudas en medio de la playa de arena blanca, hace que su paisaje sea singular y por eso sirvió de inspiración para grabaciones de películas, series, cortos, etc… La playa de Toró es semiurbana y cuenta con servicio de salvamento, aseos, duchas, fuente de agua potable, vestuarios, aparcamientos y parking reservado para personas con discapacidad.

Playa de Toró, playa semiurbana de Llanes Playa de Toró, playa semiurbana de Llanes

Senda fluvial de Llanes

Un agradable paseo de varios kilómetros de ida y vuelta, de dificultad baja y apta para niños. Un sendero junto al río Carrocéu que se inicia muy cerca del puente donde comienza el puerto deportivo de Llanes. Se puede llegar hasta las vías del tren y luego volver por el mismo camino para no tener que entrar por el pueblo de El Pancar y tener que pasear por asfalto. El camino puede continuar por la senda del Pancar a La Pereda por una senda paralela a las vías del tren, sin ningún tipo de peligro, es cómodo y seguro también para ir con niños y durante este último tramo tendrás como imagen de fondo la imponente sierra del Cuera.

senda fluvial por el río Carrocéu de Llanes al Pancar Senda fluvial por el río Carrocéu

Fotografías facilitadas por @muchoturismoguiadeviajes, te recomendamos seguir su perfil de Instagram.