Qué ver en Salamanca

No es casualidad que Salamanca esté considerada como una de las ciudades más bonitas de España. Si tienes pensado hacer un viaje a la “ciudad dorada”, tienes infinidad de cosas que hacer en Salamanca, ya sea para uno o dos días. El centro histórico de la ciudad está repleto de un riquísimo patrimonio monumental, declarado por la UNESCO Ciudad Patrominio de la Humanidad. Un paseo por las calles empedradas del casco antiguo te acercará a revivir el legado artístico e intelectual del Siglo de Oro.

Salamanca es una ciudad alegre, animada y divertida, gracias a los miles de estudiantes con los que cuenta la prestigiosa Universidad de Salamanca y a su Tuna Universitaria. Siente su magia y conoce los principales puntos turísticos de interés.

1. Plaza Mayor de Salamanca, una de las plazas más bonitas en España

Un lugar de encuentro social para salmantinos y turistas, es el centro neurálgico de la ciudad donde confluyen las principales vías del casco antiguo de la ciudad. La Plaza Mayor de Salamanca destaca por su fachada con forma de cuadrilátero irregular, rodeada por 477 balcones y 88 arcos de medio punto, cada uno de los arcos decorado con medallones de ilustres personajes de la historia de España. Existen numerosos locales de ocio, hoteles, cafeterías, heladerías y aún sigue abierto un clásico de Salamanca, el café Novelty, con más de 115 años de historia, recomendable disfrutar de un chocolate con churros en su terraza por 3,20€.

Plaza Mayor de Salamanca Plaza Mayor de Salamanca


2. Catedral de Salamanca, la segunda Catedral más grande de España

Son dos las Catedrales de Salamanca: la Catedral Nueva (1523) y la Catedral Vieja (1150). Con la misma entrada general de 6€ permite el acceso a la Catedral Nueva, Catedral Vieja, Claustro y Salas Capitulares, incluye audio guía. Nueve siglos de historia y diferentes estilos arquitectónicos, el románico en la Catedral Vieja y el estilo gótico, renacentista y barroco en la Catedral Nueva, convirtiéndose en la segunda Catedral más grande España. Como dato curioso en el pórtico de la Catedral Nueva sorprende la figura de un astronauta, un símbolo de nuestra época, que el artista encargado de la última restauración quiso incorporar como firma personal.

Vista de la fachada de la Catedral Nueva de Salamanca Vista de la fachada de la Catedral Nueva de Salamanca


3. Ieronimus, un recorrido por las torres medievales de la Catedral

Una experiencia única a través de un recorrido de 900 años de Arte e Historia por la exposición Ieronimus, dividida en diferentes salas durante el ascenso a la pasarela de las torres. El recorrido incluye el Triforio Catedral Nueva, un lugar exclusivo para apreciar las dimensiones de la Catedral Nueva desde las alturas. Otra parada obligatoria es la Terraza Anaya, un mirador que ofrece las mejores vistas de la ciudad: el claustro de la Universidad, la Clerecía, el Convento de San Esteban y otros edificios de gran interés. Al finalizar de la visita se llega a la estancia más alta de la Catedral: el Cuerpo de Campanas, unas vistas espectaculares desde donde suenan las campanas. Precio entrada general 4€. Acceso por la Torre Mocha, situada en la Plaza Juan XXIII.

Ieronimus, vista de las torres de la Catedral Ieronimus, vista de las torres de la Catedral


4. Casa de las Conchas, decorada con más de 300 conchas

En plena zona monumental de Salamanca se alza la Casa de las Conchas, un palacio de estilo gótico, destaca la fachada de piedra dorada y decorada con más de 300 conchas o vieiras. Una leyenda cuenta que debajo de una de las conchas hay una moneda de oro, algún curioso tuvo que probar suerte en algún momento, se puede apreciar como algunas conchas han desaparecido o han sido dañadas con el paso de los años. La luz del sol proyectada sobre las conchas, consigue que la fachada tenga un efecto de sombras muy originales. Se puede acceder de forma gratuita al interior del edificio donde se encuentra la Biblioteca Pública y un patio con unas vistas sorprendentes a las torres de la Clerecía. Calle de la Compañía, 2.

Fachada de la Casa de las Conchas Fachada de la Casa de las Conchas


5. Scala Coeli - Torre de la Clerecía, unas vistas privilegiadas de la ciudad de Salamanca

190 son los escalones que hay que subir para llegar al cielo. Se trata de una experiencia inolvidable, subir a lo alto de la Torre de la Clerería a través de una singular “Escalera al Cielo” denominada Scala Coeli. La torre pertenece al edificio de la Universidad Pontificia y sin lugar a dudas ofrecen las mejores vistas de la ciudad de Salamanca. La entrada cuesta 3,75€, existe la posibilidad de hacer visitas nocturnas a las torres de La Clerecía SCALA COELI, en horarios muy reducidos: durante el verano y algunos días festivos del año. Entrada general: 5€. El acceso se realiza frente a la Casa de las Conchas.

Scala Coeli - Torre de la Clerecía Scala Coeli - Torre de la Clerecía


6. Universidad de Salamanca, la Universidad misteriosa con 800 años de antigüedad

Es el alma de la ciudad de Salamanca, con más de 800 años de actividad desde que en el año 1.218 fuera fundada por el rey Alfonso IX de León, han pasado por sus instalaciones personajes tan ilustres como Fray Luis de León, Luis de Góngora, Cervantes o Miguel de Unamuno. Su fachada plateresca es una joya de arquitectura, dividida en tres cuerpos: el medallón de los Reyes Católicos, las representaciones de la Corona Hispánica y en el último cuerpo la representación de un papa hablando desde su cátedra a seis varones y a ambos lados de este último cuerpo la representación de dos dioses paganos. En esta misma fachada se encuentra la popular rana, que en realidad es un sapo y según la tradición, al estudiante que la encuentra tendrá buena suerte en sus estudios. Se puede visitar algunas estancias de la Universidad (entrada 10€), las más importantes el aula Magna, la capilla, el claustro, la puerta gótica que da acceso a la antigua biblioteca y las aulas donde impartían sus clases Fray Luis De León o Miguel de Unamuno. Una visita muy recomendable que te transportará al Siglo de Oro.

Fachada plateresca de la Universidad de Salamanca Fachada plateresca de la Universidad de Salamanca


7. Patio interior Casa de Las Conchas: biblioteca pública, centro de información, formación, ocio y cultura

Bien merece la visita al precioso patio interior de la Casa de las Conchas, mandado construir por Rodrigo Maldonado Talavera, caballero de la Orden de Santiago, donde se fusionan tres estilos arquitectónicos: el gótico tardío, el mudéjar y renacentista. A lo largo de la historia el edificio sirvió de cárcel para los estudiantes de la Universidad, de escuela y actualmente alberga la biblioteca pública, es un centro de formación, ocio y cultura. En el centro del patio se encuentra un hermoso pozo artesanal, para garantizar el suministro de agua potable a la casa. Subiendo a la primera planta, entra en escena unas vistas inmejorables de las torres de la Clerecía, enmarcadas por la decoración mudéjar con unos arcos mixtilíneos típicos de la edificación de la época en Salamanca. El acceso es gratuito.

Patio interior Casa de Las Conchas Patio interior Casa de Las Conchas


8. Huerto de Calixto y Melibea, uno de los parques más románticos de la ciudad

Se trata de un hermoso jardín situado sobre una parte de la Muralla de Salamanca que aún se conserva. El Huerto de Calixto y Melibea sigue perteneciendo al casco antiguo de la ciudad y lo bonito de este parque es dejarte llevar por la imaginación y pensar que en este lugar tuvieron los encuentros entre Calixto y Melibea, los dos protagonistas de la tragicomedia La Celestina de Fernando de Rojas. Desde el mismo parque se pueden disfrutar de unas vistas del Puente Romano de la Catedral. La entrada es gratuita. Calle Arcediano, 20

Huerto de Calixto y Melibea Huerto de Calixto y Melibea


9. Puente Romano de Salamanca, declarado monumento nacional

Una construcción emblemática que durante siglos fue el principal acceso a la ciudad, un puente de 358 metros de longitud y 27 arcos que cruza el río Tormes. La parte del puente más cercana a la ciudad, es decir, los primeros 14 arcos, aún conserva la construcción original realizada por los romanos, el resto del puente se construyó entre los siglos XII y XIII. Toda la calzada es peatonal y desde el puente se pueden ver unas imágenes maravillosas de las catedrales.

Puente Romano de Salamanca Puente Romano sobre el río Tormes


10. Museo de Historia de la Automoción de Salamanca

Una parada obligatoria para los amantes de los automóviles, un museo de 4.500 m2 dividido en tres plantas para recorrer en orden cronológico la historia de la automoción, una oportunidad de conocer la evolución del diseño del automóvil desde los primeros intentos de mecanización en el siglo I a.C, hasta la actualidad. El precio de la entrada general son 4 euros. Dirección: Plaza del Mercado Viejo, s/n, junto al Puente Romano.

Museo de Historia de la Automoción de Salamanca Museo de Historia de la Automoción de Salamanca