Un recorrido turístico por la ciudad de Santander, Cantabria

Santander es una ciudad para disfrutarla con los cinco sentidos, llena de contrastes, desde la Bahía de Santander, la Península de la Magdalena, sus playas, actividades culturales, su gastronomía... Santander tiene todos los ingredientes necesarios para cautivarnos desde el primer momento que comencemos a visitarla.

Península de la Magdalena

Es uno de los lugares más visitados de Santander, la Península de la Magdalena es visitado tanto por familias con niños de la zona y turistas de todo el mundo. Es un inmenso parque con un pequeño zoo marino, el museo “El Hombre y La Mar” al aire libre, esculturas, gran parque infantil y hasta un palacio.

A la entrada del recinto nos encontramos “El Magdaleno” un tren turístico que irá informando al viajero son información y curiosidades sobre la Península de la Magdalena, un recorrido muy recomendable para disfrutar con niños.

El mini zoo marino situado en unas instalaciones muy bien cuidadas en la que los niños pueden disfrutar de leones marinos, focas, gansos, patos y hasta pingüinos. Junto al mini-zoo podemos recorrer el museo que está situado al aire libre “El Hombre y La Mar” con réplicas de las embarcaciones que utilizó Vital Alsar, un célebre marinero de Santander.

Y continuando con nuestro paseo y a pocos minutos podemos llegar hasta el majestuoso Palacio de la Magdalena con unos preciosos jardines y unas vistas espectaculares al mar Cantábrico.

De regreso a la entrada principal los niños pueden disfrutar del fantástico parque municipal de La Magdalena, donde con el buen tiempo muchas familias se llevan el picnic para disfrutar del bello paraje que les rodea y darse algún chapuzón en alguna de las dos playas que se encuentran en la Península de la Magdalena.

Horarios de visita
Verano: 8.00 a 22.00 h.
Resto del año: 9.00 a 20.30 h.

Entrada gratuita

vista aérea de la Península de la Magdalena Vista aérea de la Península de la Magdalena

Palacio de la Magdalena

Un emblemático edificio de Santander con más de un siglo de historia y estrechamente ligado a la realeza, fue un regalo de la ciudad de Santander al Rey Alfonso XIII en el año 1913, cuando se finalizó su construcción. Fue residencia de verano del Rey Alfonso XIII hasta el inicio de la II República. Desde que D. Juan de Borbón vendiera el Palacio de la Magdalena al Ayuntamiento de Santander se vienen celebrando bodas, reuniones, congresos y los prestigiosos cursos de verano de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo. La venta del palacio se vendió bajo tres condiciones:

1. El parque de la Península de la Magdalena tendrá que ser siempre un parque totalmente público.
2. Varias habitaciones del palacio quedarán reservadas y a disposición de la Familia Real.
3. Y mantener el acuerdo establecido entre el Palacio y la Universidad Internacional de Menéndez Pelayo, para seguir realizando los cursos de verano como se hacía desde la época de Alfonso XIII.

También se han rodado películas y series como “Gran Hotel” emitida en el 2011 por la cadena de televisión Antena 3, en la que participaban actores como Amaia Salamanca, Lydia Bosh, Concha Velasco y Yon González entre otros.

Entradas
Adultos: 3€
Niños hasta 9 años: gratis

Horario
Desde el 14 de septiembre y hasta el 20 de diciembre, el Palacio de la Magdalena se podrá visitar de lunes a viernes a las 10.00, 11.00 y 12.00 de la mañana. Mientras que las visitas guiadas por la tarde se harán a las 16.00, 17.00 y 18.00. Los sábados y domingos las visitas seguirán siendo a las 10.00, 11.00 y 12.00, como durante los meses de verano.

Palacio de la Magdalena Edificio emblemático de Santander, el Palacio de la Magdalena

Puertochico

Actualmente es una de las zonas donde se concentra el mayor número de restaurantes y locales de ocio de Santander. Antes de llegar a Puertochico podemos ver las conocidas estatuas de Los Raqueros, antiguamente se les llamaba así a los niños que tenían pocos recursos e intentaban ganar algo de dinero a cambio de saltar al mar haciendo alguna cabriola.

El puerto cuenta con una zona de atraque para embarcaciones deportivas y de recreo. Muy cerca se encuentra la calle Castelar, una de las más elegantes de la ciudad con unas vistas privilegiadas a la bahía de Santander y muy frecuentada en días soleados.

En la misma zona de Puertochico se encuentra el Planetario inconfundible por su cúpula, situado en la Escuela de Náutica de la Universidad de Cantabria, consta de una sala circular de 50 asientos, donde las proyecciones del firmamento se realizan en la cúpula y dirigidas por el personal de la sala con sus oportunas explicaciones. La sesión dura una hora y la entrada son 1,50€ por persona.

Puertochico Puertochico, zona de atracción turística y hostelera

Centro Botín

El Centro Botín es un centro de arte privado de referencia en España y forma parte del circuito internacional de centros de arte de primer nivel, contribuyendo en la ciudad de Santander a través del arte, la cultura y la actividad formativa, a desarrollar la creatividad para generar riqueza económica y social en la ciudad. Junto al Centro Botín, se encuentran los Jardines de Pereda, un gran lugar de esparcimiento frente a la Bahía de Santander.

Horarios de visita
Abierto
Horario de invierno (octubre a mayo): de martes a domingo, de 10:00 a 20:00h.
Horario de verano (del 1 de junio al 14 de julio y del 1 al 30 de septiembre): de martes a domingo, de 10:00 a 21:00h.
De 15 de julio al 31 de agosto de lunes a domingo de 10 a 21h
24 y 31 de diciembre: abierto hasta las 17:00h.
30 de abril: abierto de 10:00 a 20:00h.

Cerrado
Todos los lunes excepto: 22 abril, 9 diciembre, 23 y 30 diciembre.

Teléfono: +34 942 047 147

Entradas
Entrada General: 8.00 € (visitas).

Centro Botín, centro privado de arte de referencia en España Centro Botín, centro privado de arte de referencia en España

Bahía de Santander

La Bahía de Santander pertenece al Club de las Bahías más Bellas del Mundo. Un paseo muy recomendable que no te puedes perder en tu visita a Santander. Nos encontramos ante la única bahía del norte de España orientada al sur, lo que le otorga una singularidad inigualable donde el efecto de la luz imprime una variedad de colores infinitos.

En el paseo marítimo de la Bahía de Santander nos encontraremos con el Palacete del Embarcadero, un edificio emblemático que en la actualidad se utiliza como sala de exposiciones. Junto al Palacete se encuentran las taquillas de Los Regina, un símbolo en la bahía de Santander, que durante todo el año cruzan el mar a las poblaciones de Somo y Pedreña, además de realizar rutas completas por la bahía y el increíble viaje marítimo fluvial a la ría de Cubas. Todas las travesías regalan instantáneas irrepetibles, dignas de la máxima belleza y ensoñación.

Desde el paseo marítimo se pueden admirar las verdes praderas esmeralda de Pedreña, los prados y montañas de Somo y Peña Cabarga o los dientes nevados de la poderosa Cordillera Cantábrica. Nada hay más reconfortante como apreciar las infinitas tonalidades de la luz reflejándose sobre el intenso mar.

Frente a la Bahía de Santander se encuentra el Palacio de Festivales, el emblemático auditorio de Cantabria, convertido en símbolo arquitectónico de la ciudad, se han celebrado importantes eventos internacionales como el Festival de Santander, el Concurso Internacional de Piano de Santander-Paloma O’Shea o el Encuentro de Música y Academia de la Escuela Reina Sofía.

La Bahía de Santander pertenece al Club de las Bahías más Bellas del Mundo La Bahía de Santander pertenece al Club de las Bahías más Bellas del Mundo

Catedral de Santander

Un templo dedicado a Nuestra Señora de la Asunción, aunque por fuera presenta una apariencia muy austera, en el interior es todo lo contrario, cuenta con piezas de valor incalculable, dignas de conocer por cualquier turista que se acerque a la Catedral.

Comenzó a construirse en el siglo XIII y fue declarada Bien de Interés Cultural en 1931, aunque tuvo que ser reconstruida tras el incendio de 1941. De su interior destaca un valioso retablo de estilo churrigueresco, y el sepulcro del erudito santanderino Marcelino Menéndez Pelayo. En el interior destaca el órgano monumental que cuenta con más de 6000 tubos y 100 registros, cinco de ellos nunca antes construidos.

Horarios de visita
Lunes a viernes: 10.00 a 13.00-16.30 a 19.00.
Sábados: 10.00 a 13.00-16.30 a 20.00.
Domingos y festivos: 10.00 a 13.30-17.00 a 21.00.
No visitable en horas de culto.
Visitas guiadas julio y agosto.

Teléfono: 942 226 024

En la Torre de la Catedral se encuentra el Centro de Interpretación de Santander y La Catedral, que ofrece un recorrido por piezas ornamentales, pergaminos, cantorales, pinturas, grabados y fotografías, así como restos arqueológicos romanos y medievales, esculturas pétreas, tallas e inscripciones. La visita a este espacio ofrece además la posibilidad de disfrutar de una panorámica de la ciudad desde lo más alto de la torre del campanario.

Información y Reservas: Anillo Cultural
Cita previa, teléfono: 942 203 099
Entrada: 2 €.

En la parte baja de la catedral se encuentra la Iglesia del Santísimo Cristo, el templo más antiguo de Santander. Construida entre finales del siglo XII y principios del XIII, sobre las termas de la población de Portus Victoriae (la antigua Santander romana). Su estilo es de transición del románico al gótico. Presume de un espacio de medidas considerables, con 31 metros de largo y 18 de ancho, organizado en tres naves de cuatro tramos y planta netamente basilical. La escultura de los capiteles es vegetal, mientras que en las columnas, ménsulas y las claves de las bóvedas se muestran temas historiados: cabezas humanas, animales y personajes bíblicos. Aquí yacen los restos de los Santos Mártires (San Emeterio y San Celedonio) soldados romanos martirizados en el año 298 en Calahorra. A la iglesia baja se accede por dos puertas tardorrománicas, una principal y la del perdón, con estructura más próxima al románico. Una parte del suelo de esta iglesia está acristalado, de manera que puede verse el yacimiento con antiguos restos de las caldas romanas.

Horarios de visita
Del 1 de junio al 30 de septiembre Diario: 8.00 a 13.00-16.00 a 20.00.

Resto del año:
Diario: 8.00 a 13.00-17.00 a 20.00.

Entrada 1 €, junto con la entrada a la Catedral. No visitable en horas de culto. Visitas guiadas julio y agosto.

En la Torre de la Catedral se encuentra el Centro de Interpretación de Santander y La Catedral En la Torre de la Catedral se encuentra el Centro de Interpretación de Santander y La Catedral

Mercado de la Esperanza

El 10 de Abril de 1904 se abrieron por primera vez al público las puertas del Mercado de la Esperanza tras ocho años de construcción, un edificio de indudable valor arquitectónico edificado a base de piedra, hierro y vidrio.

Proyectada por los arquitectos Eduardo Reynals y Juan Moya en 1897 ha sido objeto de varias reformas hasta que ya en el 2010, el Ayuntamiento anunció la remodelación integral del edificio. Actualmente, el mercado cuenta con unos 80 puestos en funcionamiento, dedicados a la venta de carnes, pescados, mariscos, frutas, verduras, embutidos, quesos, productos típicos, congelados, productos de herbolario, pan y café.

El Mercado de la Esperanza, un edificio de gran valor arquitectónico edificado con piedra, hierro y vidrio El Mercado de la Esperanza, un edificio de gran valor arquitectónico edificado con piedra, hierro y vidrio

El Puntal

Es una de las playas situadas en la Bahía de Santander se puede llegar a través del servicio de transporte marítimo de Lanchas Reginas, en verano el servicio continuo. La playa del Puntal es una auténtica maravilla natural, situada en medio de la Bahía de Santander, un paraíso natural con un ecosistema de dunas protegidas y sus aguas limpias y llenas de vida, con unas vistas impresionantes de la ciudad de Santander. En Chiringuito de Tricio situado junto al primer embarcadero es un lugar muy animado a la hora de comer.

el paraíso natural de El Puntal con un ecosistema de dunas protegidas El paraíso natural de El Puntal con un ecosistema de dunas protegidas

Senda del faro

Una ruta imprescindible para disfrutar de las mejores vistas de la

y de los increíbles acantilados y playas de arena dorada que nos acompañaran durante el recorrido hasta el faro.

Iniciamos el recorrido en el extremo norte de la playa de El Sardino, justo al lado opuesta de la Península de la Magdalena, subiendo unas escaleras que nos lleva directamente a la senda peatonal del faro. En el primer tramo llegamos a la playa de los Molinucos, una playa tranquila de 25 metros de largo y 5 de ancho que en pleamar queda totalmente cubierta. Bordeando el campo de golf llegamos a Cabo Menor donde conseguiremos unas bonitas fotos desde su mirador de los acantilados y el faro de Cabo Mayor.

Continuando la senda podemos ver un impresionante campo de golf “Campo de Golf Mataleñas” en el que los jugadores pueden disfrutar de unas magníficas vistas de las playas de El Sardinero, el Palacio de la Magdalena, el Casino de Santander o la Isla de Mouro según en el hoyo de juego en el que te encuentres.

Avanzando en el recorrido llegamos a una de las playas con mayor afluencia de personas debido a su espectacular entorno: la playa de Mataleñas. Y subiendo el último tramo llegamos al faro de Cabo Mayor con unas fantásticas vistas de sus acantilados y aprovecharemos para ver el faro, con más de 30 metros de altura y considerado como el más importante de Cantabria. Se puede visitar de forma gratuita el Centro de Arte “Faro Cabo Mayor” con excepcionales obras de arte y curiosidades relacionadas con el mar, así como los faros creados por la familia Sanz-Villar.

Vistas panorámicas a los acantilados desde la senda del faro Vistas panorámicas a los acantilados desde la senda del faro

Te puede interesar